Proceso integral de edición

La tecnología y su rápida adopción está modificando la forma de hacer y distribuir libros. En 2011, en USA, el 14% del total de libros vendidos fueron e-books; en 2012 ese porcentaje ya alcanzaba el 22% y del total de libros vendidos, el 44% se adquirieron a través de internet. De los libros en papel vendidos a través de internet, un porcentaje creciente es impreso en el momento en que el cliente lo adquiere (Print on demand, PoD).

Estas nuevas formas del libro pueden constituir una amenaza para la producción tradicional, pero también una oportunidad para quienes sepan adaptar sus procesos de trabajo.

VENTAJAS DE UN SISTEMA DE PUBLICACIÓN QUE INCLUYA FORMATOS ELECTRÓNICOS E IMPRESIÓN BAJO DEMANDA (POD).

  • Fondo editorial siempre disponible y productivo. El fondo editorial queda indefinidamente a disposición del público en sus distintos formatos, tanto de libro electrónico como de libro impreso, sin costes de mantenimiento, almacenaje o reimpresión.
  • Publicar con menor inversión y menor riesgo. Se puede publicar y distribuir primero como libro electrónico y como libro impreso bajo "print on demand" (PoD), y sólo mas adelante, si la marcha de las ventas así lo aconseja, imprimir en offset. O se puede imprimir inicialmente una tirada reducida en impresión digital.
  • Distribución ilimitada y permanente. El lector interesado, en cualquier parte del mundo y en cualquier momento, puede adquirir el libro, lo que universaliza la labor de difusión del editor, a la vez que multiplica las oportunidades de retorno de su inversión.
  • Mejores márgenes comerciales para el editor. El libro electrónico permite mayores márgenes para el editor al no tener coste de impresión y al ser su distribución más barata.
  • Contenidos más interesantes. El libro electrónico permite la incorporación de sonido, video e interactividad.

UNA SOLA MAQUETA

¿Cómo se puede producir un libro en más formatos que antes y distribuirlo por nuevos canales sin que ello signifique un aumento de costes? La respuesta es clara:
utilizando un proceso de edición que cree un solo fichero master cuyo contenido, estructura y diseño pueda reproducirse fiel y fácilmente en cualquiera formato de libro.

La industria editorial lleva años tratando de implementar sistema de edición basado en dicho principio. Se intentó utilizando marcación de tenido XML y hojas de estilo XSL, pero el proceso resultaba en la práctica demasiado complicado y costoso y sólo algunas grandes editoriales con potentes departamentos de programación llegaron a ponerlo en práctica.

Ahora, sin embargo, es posible implementar tal sistema de forma mucho más sencilla gracias a los avances en los lenguajes de la web, especialmente en las hojas de estilo CSS, que ya permiten no sólo dar forma a las páginas web y a los libros electrónicos, sino también a los medios impresos. Eso quiere decir que se puede producir un libro en todos su formatos utilizando un sólo fichero HTML con el contenido y hojas de estilo CSS adaptables a cada formato de salida. Todo ello utilizando sólo lenguajes universales de código abierto y pudiendo aprovechar la experiencia de miles de profesionales ya habituados a trabajar con los lenguajes de la web.

En definitiva, se trata de maquetar de otra manera y hacerlo de forma más parecida a cómo se diseña y maqueta una página web.

BOLCHIRO SABE CÓMO HACERLO